Villeta de la BurraUno de los lugares más desconocidos de nuestro municipio es este yacimiento arqueológico. Se trata de un castro prerromano, de la Edad del Hierro (Siglo IV A.C) Medio, que conserva su interesante formación así como una muralla impresionante.

El castro se sitúa en el margen del  Río Almonte. Está situado en el ribero del río, aprovechando las depresiones que generan dos arroyos que lo escoltan a sus lados y que desembocan en el  Almonte, lo que le concede de modo natural una defensa natural propiciada por los cursos fluviales. Además es complicado su visualización para al enemigo al estar más bajo que los caminos que provienen del norte y tapado por el río por el sur. Su superficie es muy amplia y abarca casi 6 has. Su ubicación no sólo viene propiciada por la existencia de un vano en el río que provoca que nunca se agote.

 

Dado el carácter guerrero de los pobladores, generaron un complejo sistemas de fosos y murallas que aún se conservan. La muralla rodea por completa todo el castro, con una doble muralla y dobles fosos, que hacían al poblado muy difícil de atacar. El tramo de muralla mejor conservada es el que se conserva desde la Acrópolis, parte superior del poblado, hasta el Río Almonte. Los lienzos de la muralla alcanzan los 3,6 metros de alto y una anchura media de 1,70.

 

Tiene una torre muy vistosa, situada en el sur de la Villeta, junto al río Almonte, que tiene las esquinas perdidas y tiene una longitud aproximada de entre 10 y 12 metros. Existen varias entradas, hasta cuatro, con diferentes anchos, alguna de más de 6 metros de ancho. En la actualidad pueden observarse aún los anchos de esos vanos, escavados entre las pizarras y claramente pasando por las puertas de la muralla. Incluso en la zona sur, todavía se conserva la calzada de bajada al río, con una subida muy suave, probablemente para garantizar un paso cómodo al agua.

 

En la parte norte se conserva, totalmente esculpidas en piedra, otro foso de entrada al Castro, que incluso conserva petrificado las rodadas de los carros.

 

Dentro de toda la superficie amurallada se conserva los restos de lo que debieron ser las diferentes viviendas. Además de todos los restos de las mismas se pueden observar diferentes piedras de molino.

 

En alguna prospección arqueológica se encontró un As de Tamusia (moneda acuñada en Botija) lo que hace suponer que estuvo habitado hasta el siglo I A.C.

Villeta de la BurraVilleta de la BurraVilleta de la Burra